Connect with us

Metán

Alarma por el suicidio de dos abuelos

En San José de Metán hay gran preocupación y alarma en la comunidad debido a que en tan solo 48 horas se suicidaron dos adultos mayores.

«Los lamentables hechos ocurrieron entre el viernes y sábado pasados. En sucesos distintos se quitaron la vida dos abuelos, uno de ellos de 70 años que tenía problemas de salud», confirmaron a El Tribuno en la Unidad Regional 3 de la Policía de la Povincia.

En marzo del año pasado, durante la pandemia, se conformó un Comité de Crisis, debido a que en un mes un muchacho de 26 años decidió quitarse la vida y cuando la población todavía no salía de la conmoción, una jovencita de 18 años también tomó esa terrible decisión. A esto se suma que luego otro joven intentó suicidarse y por el hecho intervino personal de la Comisaría 30 de Metán.

Al Comité lo integran la Secretaría de Derechos Humanos, Inclusión y Discapacidad, entre otras áreas de la Municipalidad; el hospital Del Carmen, la Policía de la Provincia, la Iglesia, la Justicia y distintos profesionales y otras instituciones que se sumaron para abordar la problemática en ese momento.

«Se comenzó a trabajar muy bien y se fueron sumando muchos profesionales e instituciones, pero el problema es que la labor del Comité de Crisis no tuvo la continuidad necesaria», dijo a El Tribuno la médica psiquiatra Graciela Vidone (matrícula profesional 4.590).

«En ese momento se reaccionó porque se habían suicidado jóvenes y hasta se había habilitado una línea telefónica», recordó la profesional, quien al mismo tiempo diferenció aquella situación de la actual, con el suicidio de dos personas mayores. «En este caso de los adultos mayores que se quitaron la vida son personas que están en una etapa muy vulnerable y su entorno debe estar muy atento a sus cuidados. El problema es que también hay muchas personas solas y enfermas en esta situación», destacó la profesional.

«Hay que trabajar en la prevención, que es lo que se venía haciendo en ese momento. Yo estoy a disposición, hicimos reuniones, dimos charlas, pero luego jamás me volvieron a llamar. Es lamentable porque no solamente hay que estar para la foto», dijo Vidone, visiblemente preocupada por la situación.

La profesional también destacó que hay que tener en cuenta las secuelas y problemas que dejó en las personas la pandemia por la COVID-19 y que aún dejan ver secuelas que no están del todo establecidas ni identificadas.

Lo que se cuestiona es que en la actualidad la población en riesgo está desatendida.

No existe una articulación y menos una política pública municipal ni hospitalaria que dé respuestas. No hay un seguimiento estadístico ni mucho menos de nivel de actuación, que incluye un protocolo de intervención para poder contener a los sobrevivientes y realizar la práctica de la atención a los familiares y las personas colaterales de la víctima.

Otro abuelo desamparado

Don Carlos Jerónimo Aguirre es un jubilado de 86 años que vive en condiciones infrahumanas en una casilla de madera, casi en la intersección de las calles Mariano Moreno y 25 de Mayo, en la Villa San José de Metán.

No tiene luz, agua, cloacas ni gas y desde hace muchos años vive en esa terrible situación.

Tiene un colchón y una pequeña cama que están rotos y por eso pidió ayuda a la comunidad.

«Yo cobro un poco más de $30 mil y la verdad que sí necesito ayuda porque con eso no me alcanza para nada», dijo el abuelo a El Tribuno.

«Esta persona está sola y desamparada. Yo lo visito y le llevo lo que puedo. Fue gente de la Municipalidad, entre otras autoridades y vecinos solidarios a llevarle algo de ayuda. Pero el abuelo no puede seguir viviendo en esas condiciones. Alguien tiene que hacer algo», dijo la joven solidaria, Natalia Ponce.

Fuente: El Tribuno Autor: Adrián Quiroga

Copyright © 2022 Salta Sur Todos los Derechos Reservados